dzaratsian

(CNN) — La Administracin de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) terminar en las prximas semanas una poltica que requerir que los productos de cigarrillos electrnicos aromatizados, que no sean sabor a tabaco, sean retirados del mercado “hasta que soliciten y obtengan la aprobacin de las autoridades de premarketing de tabaco en la Administracin de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos”, dijo el mircoles el secretario de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex Azar.

Azar dijo que los cigarrillos electrnicos con sabor a tabaco pueden permanecer en el mercado para los adultos que pueden estar usndolos para dejar de usar tabaco convencional.

“Pero si descubrimos que los nios comienzan a consumir cigarrillos electrnicos con sabor a tabaco o si encontramos prcticas de marketing dirigidas a los nios y tratamos de impulsar la participacin de mercado en productos con sabor a tabaco, nos involucraremos en acciones de cumplimiento all”, dijo Azar.

  • Mira: San Francisco: Primera ciudad que prohbe cigarrillos electrnicos

Segn una declaracin del Departamento de Salud y Servicios Sociales, los nmeros preliminares de la Encuesta Nacional de Tabaco para Jvenes muestran un aumento continuo en las tasas de consumo de cigarrillos electrnicos entre los jvenes, y especialmente el uso de sabores.

Ms de una cuarta parte de los estudiantes de secundaria eran usuarios de cigarrillos electrnicos en los ltimos 30 das en 2019, y la mayora dijo que usaban sabores de frutas y mentol o menta.

“Una vez finalizada, esta poltica de cumplimiento servir como una herramienta poderosa que la FDA puede usar para combatir la tendencia preocupante del uso de cigarrillos electrnicos por parte de los jvenes. Debemos actuar rpidamente contra los productos de cigarrillos electrnicos con sabor que son especialmente atractivos para los nios “, dijo el comisionado interino de la FDA, el doctor Ned Sharpless.

“El tremendo progreso que hemos logrado en la reduccin del consumo de tabaco entre los jvenes de Estados Unidos est en peligro por esta avalancha de consumo de cigarrillos electrnicos. Nadie quiere ver a los nios volverse adictos a la nicotina, y continuaremos usando todo el alcance de nuestra autoridad reguladora para abordar esta creciente crisis de salud pblica”.