(CNNEspaol.com)

(CNN) — El ayuntamiento de Madrid est preparando un plan para limpiar la ciudad de sus periquitos, que incluira ”el sacrificio tico” de sus pjaros y la esterilizacin de sus huevos, segn informaron las autoridades este lunes.

Las cotorras argentinas —Myiopsitta Monachus, tambin conocidos como los periquitos monje— son originarios de Amrica del Sur, pero en Espaa muchos de ellos eran conservados como mascotas antes de que su apropiacin fuera declarada ilegal en 2011.

Muchas de las cotorras escaparon o fueron liberadas de su cautiverio y ahora abundan en Madrid, as como en otras reas de Espaa.

La poblacin de cotorras argentinas en los parques de Madrid ha aumentado un 33 por ciento en tres aos, de 9.000 en 2016, a 12.000 en los que va de 2019, de acuerdo a informacin obtenida por la Sociedad Espaola de Ornitologa.

En 2005, se estima que haba 1.700 de estos ejemplares en Madrid.

Mientras crece la poblacin, crecen tambin los problemas. Estas cotorras, consideradas como especies invasiva en Espaa, son ruidosos, desordenados y no cabe duda estn encrespando los nimos de los residentes locales, que en lo que va de ao han presentado 197 quejas sobre estos pjaros y unos 209 en 2018.

”Vamos a poner en marcha un plan para el control y reduccin de periquitos en la ciudad en Madrid, debido a que se han convertido en un motivo de preocupacin para los ciudadanos y tras recibir muchas quejas”, afirm Borja Carabante, el delegado de Medio Ambiente y Movilidad de Madrid, en un comunicado.

Las cotorras tambin construyen nidos que pueden llegar a pesar 200 kilogramos, lo que supone un peligro para los ciudadanos de Madrid si llegaran a caerse, segn dijeron las autoridades.

Se cree que los periquitos son tambin una amenaza para la biodiversidad de la ciudad porque compiten por alimentos y daan la vegetacin, mientras crean sus nidos.

Aunque no se ha confirmado ningn caso, el ayuntamiento ha advertido que estos ejemplares podran resultar peligrosos para la salud humana, ya que podran transmitir la gripe aviar, intoxicacin por salmonela o psitacosis (fiebre del loro).

Santiago Soria, jefe del servicio de Biodiversidad e Inventorio del ayuntamiento, dijo que el objetivo no era eliminar en su totalidad a la poblacin de loros, sino explicar que sin invertencin el problema aumentara.

”El espritu de la normativa es no perjudicar nuestra fauna” dijo Soria.

Madrid no es la nica ciudad espaola con problemas de pjaros: las ciudades de Mlaga y Sevilla en el sur del pas han propuesto medidas para sacrificar a sus poblaciones de periquitos. Pero en ambos casos estas iniciativas han encontrado una fuerte oposicin por parte de los grupos de derechos de animales, que alegan que los nmeros de estos ejemplares pueden ser controlados a travs de mtodos no letales como los anticonceptivos.

En 2018, las autoridades locales en la ciudad portuaria de Cdiz en el sudoeste del pas, crearon un plan para capturar y reubicar alrededor de 5.000 palomas que molestaban a los residentes locales.